Seu a Valladolid

Relat de Joaquin Beltran, el Delegat Femení

SeuValladolidEn primer lugar pedir perdón por la falta de crónica en la primera sede que se celebró en Rubí hace ahora un mes más o menos, pero como es bien sabido, los hombres no podemos hacer dos cosas bien a la vez, por eso las mujeres dicen ¡claro es un hombre y solo tiene una neurona que trabaja! Y si la estamos utilizando en una cosa la otra no puede salir bien Pues quizás tengan razón, pero es lo que hay. De todas formas, aquí están los resultados de la primera fase: CENT PATINS 6 – 2 TUCANS y LAS ROZAS 0 – 9 CENT PATINS

Esta salida a Valladolid, la hemos realizado junto con St. Andreu, con el cual hemos compartido el autobús y gastos, cosa que seguro que lo agradece las arcas del club.

La compañía de autocares que hemos utilizado esta vez era nueva para nosotros, y la verdad es que ha estado muy bien, los conductores han sido buenos y amables, y los autobuses bastante cómodos, bueno, las dos primeras horas, porque después todos son iguales. Y de la gente que íbamos dentro que vamos a decir, ¡¡lo mejor de lo mejor que se puede encontrar actualmente!! Creo que deberíamos de montar una escuela de comportamiento, para enseñar a algunos y algunas, lo bueno que es tener buen rollo con el vecino y lo bien que se puede pasar juntos, independientemente de un resultado deportivo.

Como en casi todos los viajes, este no iba a ser menos, ¡y salimos con retraso!, no vamos a culpar a nadie porque todos tenían una excusa válida, así es que como he dicho ¡¡hemos vuelto a salir tarde!! y para que no faltara aliciente, alguien pisó una caca y repartió el perfume y textura por el autobús, aunque también hay que decir que quien tuvo el accidente, también lo limpió. Tampoco hay viaje sin películas, y esta vez la encargada de traerlas, las trajo, en principio porque las tenia originales, pero las trajo grabadas en dos discos, en dos sistemas diferentes para poder verlas pasara lo que pasara, y solo pudimos ver una, un cagarro de película según la crítica generalizada dentro del autobús, aunque un par de ellas, opinaron lo contrario, pero la mayoría es la mayoría, y se ha dictaminado que la calificación era “cagarro de película” Titulo Sexo en Nueva York 2, solo se salva la escena del perro al principio. El resto del viaje bien, vimos otra película cedida por el conductor, donde nos pudimos reír mucho, pero yo no sé cómo se titulaba. Llegada al hotel a la 1:30 reparto de habitaciones y a dormir, porque St. Andreu jugaba su primer partido a las 9:45 contra Valladolid y tenían que madrugar.

El partido de St. Andreu – Valladolid fue entretenido y estuvo el marcador 0 – 0 hasta casi el final, pero en los últimos minutos tuvieron la mala suerte de encajar dos tantos seguidos, acabando el encuentro 0—2 para Valladolid.

Nosotros jugábamos como visitante nuestro primer partido a continuación contra las gallegas, hay que decir, que han mejorado algo desde la última vez, y a pesar de haber ganado, el resultado se quedó un poco corto, 1—3 a nuestro favor, pero eso sí, según el acta hicimos 57 tiros a puerta por solo 9 de ellas, por lo que el resultado fue un poco corto. Sobre el juego solo decir que el partido ha sido como casi todos los primeros partidos de las sedes, muchas ganas de marcar, (los tiros entre los tres palos lo certifica) pero poca puntería, nuestra asignatura pendiente. Los goles fueron marcados por Marlén 2, Tere 1 y 1 asistencia de Jana. Este primer partido lo pitó un árbitro de Madrid, que a pesar de que entendemos que están aprendiendo, y que tienen que pitar partidos para aprender, deberían de empezar sabiendo que no pueden amenazar con una falta de mala conducta a la capitana de un equipo, porque esta le pregunte por la falta que ha cometido una jugadora expulsada.

Nos fuimos a comer todos juntos, bueno algunas y algunos se fueron delante para ir pidiendo la comida, y de paso empezaron a prepararse para el partido de la tarde que jugábamos Cent Patins & St. Andreu a base de rivera del Duero que por aquí es tan común, total que encontramos casi el 100% de la afición que nos acompañaba de los dos equipos, muy metidos en el roll de hooligan catalán para lo que se avecinaba por la tarde. Hay que decir que los hooligans de St. Andreu nos ganaban a los de Rubí por mayoría absoluta, por parte de St. Andreu se desplazaron seis personas seis, repartidas al 50% entre género masculino y femenino, mas entrenador y delegado, mientras que por parte del Cent Patins, solo conseguimos medio engañar a una para que nos acompañara, mas entrenador delegado y auxiliar, por lo que la coacción a la hora de animar a nuestro equipo era muy grande por parte del equipo contrario, menos mal que el rivera del Duero y algo mas después de comer, hizo una buena función y se pudo evitar roces entre la afición.

El partido fue bastante mejor que el primero, nuestras chicas escucharon al entrenador, y a pesar de que el St. Andreu es mejor equipo que el de las gallegas, conseguimos ganar por un resultado de 5 –1. Los goles fueron marcados por Marlén 2, Jana 1, Tere 1, Eva 1 y 2 asistencias de Joana.

Al final del partido les hice una pregunta a todos los árbitros que estaban allí presentes sobre las deficiencias habían encontrado en la pista, aparte de un agujero en la red de una portería, y la respuesta fue que ninguna, que todo estaba bien, un poco sucio el suelo, pero bien. ¡No fueron capaz de ver que dos de los cuatro los puntos de saque neutral no estaban donde deberían de estar, los de la portería izquierda estaban desplazados más de un metro! Y para verlo no hacía falta medir nada, solo mirar las líneas de las losetas de plástico del suelo a lo largo y a lo ancho.

El viaje de vuelta idéntico a todos los de vuelta, muy muy muy largo, a pesar que para animar un poco nos pusieron una película de agente 007, pero creo que ni la del plus de las dos de la mañana del viernes por la noche hubiera hecho efecto. Eso sí, ninguno sabíamos ni habíamos visto la película del plus. ¡Hay que ver lo bien que todos y todas mentimos! Llegamos a Rubí sobre las cuatro de la mañana hechos polvo como siempre, pero contentos de que a la mañana siguiente alguien tenía partido con su hija a las nueve, y otros alegrándonos por no tener esa obligación.

 

*Fotografia cedida per AHLV

Comentaris

comentaris